martes, 27 de noviembre de 2012

Marketing Tradicional versus Marketing Digital: Diferencias y Similitudes

El "Marketing Tradicional" (MT) pareciera haber llegado finalmente a su etapa de madurez -aunque con mucho camino por recorrer-, mientras que el "Marketing digital" (MD) sigue evolucionando sin todavía un rumbo definido.

Más allá de definiciones teóricas, mi objetivo en este artículo es que el lector pueda identificar claramente las diferencias entre las ramas digitales y tradicionales del Marketing, desde una óptica inclusiva.

video

Mentalidad
Esta pareciera ser uno de los aspectos más destacados de la transición. Mientras que el MT contaba una historia desde la empresa hacia los clientes (unilateralmente), el MD trajo un cambio fundamental de paradigma, mediante la creación de diálogo, la confianza, la transparencia y la credibilidad. 
Ya las empresas no pueden jactarse de "tener" ciertos valores, sino que debe ponerlos a prueba día a día.

Comunicación
Lógicamente, consecuentemente de la mentalidad del MT y del MD, la comunicación en el primero era básicamente unilateral; la empresa definía un mensaje hacia sus consumidores. El MD abrió el juego, llevando a la comunicación a un plano bidireccional. Con el surgimiento de los nuevos medios de comunicación (y más aún con las redes sociales), se abrió el juego para que el cliente sea escuchado.

Valor de la marca
Sin lugar a dudas, el Valor de una marca en el MT era su renombre, en definitiva, el valor llave de la empresa. El MD de ninguna forma hizo cambiar esta característica, pero, sumó otros atributos con gran valor agregado para la marca; el más importante: el Buzz (o poder de viralización).

Contenido
En el MT el contenido, era siempre generado por expertos en una temática. El MD sumó todo el contenido autogenerado por los mismos usuarios, haciendo que ambos coexistan. No busco generar un debate en cuanto a cuál es más "adecuado". Hay muchos argumentos que tiran a favor de uno o de otro.

Segmentación
Una de los conceptos básicos y más relevantes del Marketing es la Segmentación. Ésta, implica subdividir a los consumidores actuales o potenciales en grupos según diversos criterios de agrupación (definidos a priori o en forma natural). En otras palabras, si separamos a nuestro público en algunos grupos identificables, podremos realizar acciones específicas para cada uno, así como los canales de comunicación a utilizar. Por ejemplo, si segmentamos por rangos etarios, buscaremos diferentes canales de comunicación y productos para niños que para ancianos.

Volviendo al tema central, en el MT la segmentación se llevaba a cabo por atributos clásicos (Edad, geografía, salario, costumbres, demografía, etc). El MD trajo la capacidad de segmentaciones mucho más complejas y útiles, dándonos la capacidad de hacerlo por intereses, dado que no existe nada más efectivo que conformar los segmentos con criterios de comportamiento.

Estrategia
Si bien la Dirección Estratégica siempre ha sido más o menos homogénea en el corto y mediano plazo, el MD ha permitido, gracias al feedback constante de los usuarios finales, a que la estrategia cambie con mayor frecuencia y se flexibilice.
Los cambios en los gustos de los consumidores, así como la irrupción constante de nuevas tecnologías, ha obligado a las empresa a mantenerse atentas y evolucionar en forma casi inmediata.

Jerarquía y Búsqueda
En tiempos en que solo se hablaba de MT, el contenido se buscaba siempre en los mismos canales: Revistas especializadas, Libros, diarios, y raramente en internet. De todas formas, la búsqueda era siempre literal. El MD, y más específicamente los nuevos canales digitales, trajeron el concepto de Búsqueda Semántica, es decir, se puede interpretar lo que el usuario quiere y trata de encontrar, pero que no necesariamente es lo que literalmente ha escrito. Este concepto es aplicado ampliamente por Google, Facebook, y varias de las principales empresas tecnológicas del mundo.

Pagos
En esencia, con la posibilidad de medición del MD, la forma de medir el rendimiento pasó de CPM (Costo por mil, es decir, se orientaba según el tamaño de la audiencia) a poder medir también el ROI (Retorno sobre la inversión).








Por Sebastián Camiser
sebastian@ngmkt.com

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Gamification - Lo lúdico por delante

Hace ya varios años se viene acuñando un término derivado del inglés: "Gamification". En esencia, representa todo un ecosistema de elementos que permiten lograr "Engagement" o fidelización de usuarios a través de la aplicación de diversas técnicas.

Vamos por partes. ¿Qué significa el término antes mencionado? Según el Prof. Kevin Werbach...
Gamification refiere al uso de elementos de juegos y técnicas de diseño en contextos ajenos a los mismos
1) Elementos de juegos. Utilizaré un ejemplo del Prof. Werbach. Debajo se pueden observar algunos elementos que contienen los juegos. ¿Esto significa que para aplicar Gamification basta con implementar estos elementos en un contexto ajeno a los juegos? De ninguna manera, pero es un primer paso.
2) Técnicas de diseño: Los juegos son instrumentos diseñados en forma sistemática, inteligente y
artísticamente con el objetivo de generar espacios lúdicos. Por ello, los diseñadores del juego no solo se preocupan por cuestiones meramente de ingeniería, sino que hay implicados una gran cantidad de algoritmos, tecnología pero por sobre todas las cosas implica un lado artístico experimental del diseño que implica pensar los problemas desde otras ópticas.

3) Contextos ajenos a los juegos:
Lo que se lleva a cabo parece un juego, pero el propósito no lo es. El objetivo se basa en la aplicación de los elementos a situaciones de negocios, educativas, sociales, o de vida cotidiana, en las cuáles se busque mejorar la experiencia de los usuarios y generar una reacción positiva.

En definitiva, se trata de poner lo lúdico por delante. Las personas sienten un impulso psicológico hacia el objetivo planteado, y eso genera constancia y deseo de finalizar las tareas. Muchos sitios se están adueñando del concepto, como Linkedin para con su barra de progreso para completar el perfil, Dropbox para regalar espacio gratis (se deben cumplir varias tareas), entre otros.


Algunos ejemplos de la vida cotidiana:
"Toma la escalera en lugar del ascensor y te sentirás mejor" es algo que usualmente escuchamos o leemos en los diarios. Muy personas siguen el consejo. ¿Podemos hacer que más gente utilice las escaleras haciéndolo más divertido? Mira los resultados 



"La idea ganadora de "the fun theory awards", por Kevin Richarson, ayuda a que más gente respete los límites de velocidad. Miren cómo lo hizo




Por último, un video de Jesse Schell acerca de Gamification.


Por Sebastián Camiser

jueves, 5 de julio de 2012

Geomarketing - ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Joaquín era el gerente de Marketing de una empresa comercializadora de bebidas de mesa, especialmente destinadas para restaurantes y cafeterías en la Ciudad de Buenos Aires. En los últimos años la competencia se había intensificado, no sólo por otras empresas que se dedicaban a lo mismo, sino también por algunas otras que producían y vendían terceras marcas.

Confiando en la calidad de los productos que su empresa ofrecía, nuestro protagonista estaba seguro que el éxito de sus esfuerzos iban a estar apuntando al consumidor correcto. El problema aquí, era que dentro de la cadena de distribución, existían algunos eslabones como los restaurantes o cafeterías, que le quitaban visibilidad al consumidor final, y por ende, una complejidad adicional para comprender el mercado.



En definitiva, había varias formas de obtener información, pero ninguna iba a ser viable económicamente. Por ejemplo, hacer una investigación de mercados implicaría cientos de miles de pesos, además de tener el agravante de no poder sacar conclusiones por barrios o zonas. Hacer focus groups con Mozos o bien como comensales tenía el mismo inconveniente.

Joaquín entendió que este problema podía ser resuelto a través de la utilización del Geomarketing. Para ello, llamó a un viejo amigo de la secundaria, Walter Richards (consultor de Marketing), que se había especializado en esta técnica luego de varios años de investigación.



Los escenarios competitivos obligan a las empresas a recurrir a elementos de inteligencia de Marketing. Si bien dicha inteligencia está concentrada únicamente en la materia gris humana, la utilización de herramientas innovadoras permite librar su máximo potencial.

Vamos por orden. ¿Qué es el Geomarketing? según Latour y Floch, es el sistema integrado por datos, software informático de tratamiento, métodos estadísticos y representaciones gráficas destinadas a producir información útil para la toma de decisiones, a través de instrumentos que combinan cartografía digital, gráficos y tablas. Creo que esta definición carece del elemento humano (el más importante), pero cuanto menos sirve para comprenderlo a grandes rasgos.

En esencia, las técnicas del Geomarketing se crearon para apoyar  la toma de decisiones operativas y estratégicas con respecto a acciones comerciales y de Marketing. En esencia, analiza y evalúa mercados actuales y potenciales en dimensiones geográficas, siempre con el objetivo de optimizar la actividad comercial y adaptar las comunicaciones a cada mercado según sus características locales.El análisis tradicional de Marketing se basa en la descripción de las empresas según su actividad empresarial y tamaño, y los consumidores según su perfil demográfico. En forma complementaria, el Geomarketing integra y evalúa estas dimensiones también dentro del aspecto geográfico, aportando una mayor comprensión y facilidad para la toma de decisiones.

Walter desarrolló un modelo de Geomarketing para que Joaquín pueda aplicar en su empresa y mejorar la competitividad.

El análisis lo dividió en tres etapas:

1) Utilizando los datos del último censo nacional, cruzó información demográfica de la población de toda la capital (Ingresos estimados, tipos de vivienda, entre otros) junto a otras variables e investigaciones secundarias que lo ayudaron a inferir el comportamiento del consumidor con respecto los productos que comercializaba la empresa de Joaquín.
Esto le sirvió para entender en dónde se encontraba el consumidor meta (sabía que había un sesgo dado que la gente se suele movilizar para ir a almorzar o cenar, pero era un margen aceptable).

2) Por el otro lado, basándose en diversas fuentes, mapeó todos los restaurantes de la capital, y los agrupó por diversos criterios: Tipo de comida, precios, etc.

3) Luego, mapeó y cruzó esta información con los restaurantes que ya comercializaban los productos de la competencia, para poder tomar decisiones de a qué lugares debería atacar y a cuáles no hacerlo.



En definitiva, logró entender en dónde coincidía su público objetivo con los restaurantes que deberían formar parte de la cadena de distribución.

El Geomarketing, es una herramienta mucho más compleja que el ejemplo descrito, dado que implica aplicar técnicas de Datamining, georeferenciación y agrupación. No obstante, todas las empresas pueden aplicar con menor o mayor complejidad y alcance.


¿Que se puede conseguir utilizando el geomarketing?

Entre otras, es posible

  • Optimizar el ROI del Marketing, dado que se permite trabajar con la dimensión geográfica, seleccionando y descartando el público meta
  • Incrementar la información acerca de los mercados y sus segmentos geográficos
  • Diseñar rutas comerciales, asignar zonas a comerciales y otros procesos de la empresa
  • Entender dónde se encuentran los clientes actuales y potenciales y por dónde encararlos
  • Identificar a la competencia
  • Comprender en dónde una empresa debería localizarse
  • Mejorar las acciones de Marketing Directo

Por Sebastián Camiser
sebastian.camiser@ngmkt.com

miércoles, 23 de mayo de 2012

6 acciones esenciales para mejorar nuestra estrategia de Marketing

Hoy en día las empresas siguen y siguen creciendo, cambiando, naciendo, expandiéndose sin importar su tamaño o los presupuestos que tengan destinados, lo único que comparten es la misión de llegar al consumidor y volverlos clientes. La mercadotecnia ya es una herramienta muy usada por la mayoría de las empresas, sin embargo, es importante que sepan que las estrategias de marketing que generan para hoy, no necesariamente funcionan para mañana.

El mercado cambia constantemente, pero actualmente con la fácilidad que le permite a todas las empresas comunicarse, éste mercado puede cambiar mucho más rápido sus gustos, actitudes, intereses u opiniones. El acceso a redes sociales, foros, blogs, podcasts y un sin fín más de herramientas digitales le permite al consumidor comparar, recomendar, buscar, observar, encontrar y preguntar todo sobre sus necesidades antes de decidir a quién comprar.

Es por ello que toda estrategia de marketing debe estar preparada para seguir a su consumidor en todos estos cambios. Antes se hablaba de Planes Anuales de Marketing dentro de las empresas, esto ya no funciona si no se tienen consideradas revisiones periódicas y sistemáticas de los resultados que vamos teniendo de cada acción ejecutada.

Nuestra forma de llegar al consumidor debe evolucionar día con día. Es importante estar informados de las mejores prácticas de la competencia o de otros negocios, conocer las nuevas formas en que comunican a sus clientes.
Para mantenerse siempre a la vanguardia destacamos 6 acciones esenciales para mejorar nuestra estrategia de Marketing.

Manten actualizado tu Sitio Web

Las páginas web en la actualidad son más que un Folleto Electrónico para tu empresa. Es una oportunidad de mostrar tu producto o servicio, de decirles quién eres de manera interactiva. Incluye casos de éxito, información detallada, lo que estás haciendo, tus proyectos, noticias sobre la industria, anexa regalos, invítalos a seguirte. Tu página web debe estar actualizada constantemente y buscar formas de que el cliente vuelva a ellas de nuevo, haz que las personas que la visiten tengan un motivo para regresar o recomendarlas, pero sobretodo haz todo lo posible por suscribirlos, es decir, que te dejen su email y luego puedas con ellos hacer campañas opt-in de email marketing.

Únete a las Redes Sociales

Twitter, Facebook y Youtube son redes sociales en las que no puedes no estar. Tus clientes ya están en ellas, comunicándose, divirtiéndose, aprendiendo, buscando y muchos de tus competidores también lo están. No pierdas la oportunidad de posicionar tu marca, escuchar a tus clientes o promocionar lo que haces, lo importante es tener una estrategia clara de lo que buscas hacer en ellas, desarrollar un plan y lánzate….

Comunica y comunica y comunica

La publicidad en cualquiera de sus formas es la mejor herramienta para que tu mercado te conozca. Anúnciate y comunica lo que haces y puedes ayudar a hacer. Busca medios locales impresos, digitales, visuales, no importa hay para todo presupuesto, lo único seguro es que no puedes esperar a que te busquen si no saben que existes o no saben qué haces.

Escucha a tu cliente

Se sigue invirtiendo poco en conocer al cliente, sólo las grandes empresas parecen entender la importancia de conocer a su mercado; las medianas o pequeñas parece que nunca lo consideran. Saber qué piensa el mercado, qué le gusta, qué opina de ti o de la competencia, conocer su satisfacción, saber dónde se encuentre e inclusive saber quién es, son herramientas fundamentales para generar estrategias más dirigidas de marketing. No tiene que ser caro, es más en muchos casos tú puedes investigarlo… sólo tienes que escuchar.

Aporta Valor

Con tanta competencia se hace oir más aquella que comunica aportándole valor a sus clientes. Todos promocionan, o dicen porqué son mejores… tú demuéstralo! No con descuentos, cupones o garantias, eso lo hace todo el mundo. Dales algo de ti… información que sabes les va interesar a través de un Newsletter, cursos o libros gratuitos, estrategias o ideas para sus negocios, herramientas o software… no importa lo que sea que realmente le sirva a tu cliente potencial te compre ahora o no. Eso hará la diferencia y te provocará recomendaciones y a la larga mayores ventas.

Vuelve a empezar

Analíza todo lo que haces, vuelve a revisarlo y a cuestionarlo. Y comienza de nuevo.
Debemos recordar siempre que la excelencia en mercadotecnia no es una meta, es una práctica diaria que con el tiempo nos diferencia y nos hace únicos.

Fuente: PuroMarketing

viernes, 27 de abril de 2012

El poder del Marketing Viral y como aprovecharlo en nuestro negocio


El Marketing Viral es un conjunto de técnicas que hacen uso de medios en Internet tales como las redes sociales (entre otros) para lograr aumentar las ventas de productos/servicios o el posicionamiento de una marca gracias a la propagación del mensaje en forma exponencial o viral entre los interesados. Las técnicas involucradas para lograr el mercadeo viral son de diversa índole, ahora bien, no tienen nada que ver con los virus informáticos, sino que se denominan técnicas virales por la forma como los prospectos propagan la información de tales productos/servicios o marcas. Es más parecido a lo que se conoce como la propagación boca a boca tradicional pero haciendo uso de los medios electrónicos. Haciéndolo de la forma adecuada es posible llegar a una gran cantidad de personas rápidamente.

El Marketing Viral se maneja a través de campañas en internet. Normalmente se hace uso de Blogs, Páginas Web de Aterrizaje, Fan Page de Facebook, Cuentas de twitter, Videos en YouTube, Juegos, Boletines por Emails Masivos, Secuenciadores de Campañas por Emails, Redes de Afiliados, entre otros. El objetivo es generar cobertura mediática a través de temas de alto impacto o interés. La idea es que la gente se pasará y compartirá contenidos divertidos e interesantes. A menudo esto se hace bajo el patrocinio de una marca o empresa que requiere posicionar un producto o servicio en su público objetivo.

Gracias al uso de Internet es posible manejar campañas virales que resulten mucho más económicas y efectivas que las campañas manejadas a través de otros medios tradicionales.

Como ejemplos del mercadeo viral esta el famoso “pásalo”. Se emite un mensaje (típicamente a través de email ó con publicaciones en redes sociales) y se busca que los que lo lean se lo digan a otros que a su vez se lo dirán a otros y así sucesivamente. El método más antiguo de esto son las desagradables “cadenas” recibidas por correo electrónico. Ahora bien, para que el pásalo funcione debemos realmente emitir un contenido que sea de gran interés para el público objetivo (ej. entretenimiento, mensajes de éxito, etc.). Esto puede ser desde artículos de texto hasta videos.

Otra técnica es crear un incentivo para que el mensaje se pasado de una persona a otra. Esto se conoce como “Viral Incentivado”. En este caso existe algún tipo de recompensa que se provee cuando la persona invita o informa a otro a seguir o visitar a quien genera el contenido viral. Esto es muy usado para obtener la información de contacto de los amigos del visitante original de tal forma que se les contacte en nombre de dicho visitante y no directamente en nombre del generador del contenido. A su vez, esto es más eficiente cuando el referido debe participar para que el referidor pueda recibir su recompensa.

El Marketing Viral encubierto es otra técnica utilizada. En este caso no se indica directamente en el mensaje la marca/producto o servicio sino que se emiten contenidos que causan un impacto tal que los que lo ven intentan imitar y por ende lo propagan. A esto se le conoce como “memes”, que ha sido definido como un patrón de información, que una vez que se ha desarrollado induce a las personas a replicar ese patrón, por imitación. El mensaje viral se presenta como una página, actividad o noticia atractiva o inusual. La idea es que quien lo vea crea que ha realizado un descubrimiento interesante, espontáneo e informal y por ende desea propagarlo.

Las Redes de Amigos o Fans son otro mecanismo usado para el El Marketing Viral. En este caso se usan las herramientas de internet para agrupar a quienes estén interesados en un producto/servicio o una marca, agregando contenidos de valor para los mismos e interactuando para generar sentido de pertenencia a una comunidad virtual. Se crean foros, páginas de fans, blogs, mensajes de twitter, etc. La idea es captar a los fanáticos de la marca/productos/servicios y lograr que ellos involucren a sus amigos obteniendo así cada vez más seguidores y por ende cada vez más prospectos a ser clientes potenciales, o mantener la fidelización de los clientes existentes. Esto se busca hacer a través de terceros y no directamente a través de la propia marca de tal forma que aumente la credibilidad y el interés comunitario.

La generación de un rumor hace que mucha gente se interese en conocer acerca del mismo. Si a su vez este rumor crea polémica entonces tendrá un efecto viral mayor. En el El Marketing Viralutiliza el manejo del rumor para aumentar el interés del público objetivo hacia todo lo relacionado con el mismo, lo que generalmente denominamos como el "boca a boca".

Las formas por las cuales es posible propagar un mensaje de El Marketing Viral son de múltiples vías. Desde el tradicional boca a boca mencionado, la emisión de boletines de emails masivos, secuenciadores de emails, el uso de mensajería instantánea (ej. Messenger), microblogging (ej. mensajes cortos por Twitter), manejo de grupos o páginas de fans en Facebook, publicación de videos en portales públicos (ej. Youtube), Bluetooth en teléfonos celulares, entre otros.

Uno de los factores que atraen más la viralidad es ofrecer algún producto/servicio gratuito que sea de gran interés y atractivo para los usuarios. Algunos ejemplos pueden ser: En el caso de haber escrito un libro electrónico, regalar el primer capítulo del mismo cuando la persona se registra a través de una página de aterrizaje. Si se trata de un curso, dar acceso a las primeras clases de forma gratuita para que las personas conozcan la calidad de los contenidos. Presentar ofertas tentadoras donde se recibe mucho a cambio de poco (ej. referir a tres amigos para obtener acceso a algo de interés). Regalar material POP (ej. Gorras, vasos, tazas) a quienes se registren en la página o a quienes refieran a otros.

Para lograr el éxito en el mercadeo viral se debe buscar llenar un vacío que otro no cubra. Analizar el mercado y encontrar cuál es el vacío disponible que ayudará a lograr la meta. A su vez, debemos ofrecer los beneficios desde el punto de vista del cliente y no desde las características de nuestros productos y servicios. La idea es satisfacer sus necesidades y deseos enfocándolo desde su propia perspectiva como potencial usuario de nuestros productos y servicios. Debemos destacar los elementos que nos diferencia de nuestros competidores.

Fuente: Puromarketing

viernes, 6 de abril de 2012

Las doce caras de la innovación

La innovación no puede ser tan sólo sinónimo de desarrollo de nuevos productos o de I+D tradicional. Las empresas que aplican un enfoque global de negocio a la innovación son las únicas capaces de revolucionar sus mercados o crear otros nuevos. Pero ¿cuántas dimensiones tiene la innovación de negocio?

La innovación de negocio es un concepto mucho más amplio que el desarrollo de nuevos productos o tecnologías, como ponen de manifiesto algunas de las empresas con más éxito. La mayoría de las personas que pagan 3 euros por un café en Starbucks probablemente no lo hacen atraídos por el sabor de la infusión o la (indudable) buena ubicación de sus tiendas, sino porque la empresa ha sido capaz de crear una singular experiencia de cliente que algunos denominan “el tercer lugar” (un espacio de encuentro entre el hogar y el lugar el trabajo).

Por citar un ejemplo más cercano, Zara ha llegado al liderazgo mundial en distribución y venta de moda no tanto por lo original (o no) de sus diseños como por la integración y flexibilidad de su cadena de suministro, que ha hecho posible el concepto de “fast fashion”. Gracias a ella el ciclo diseño-tienda se ha reducido a 15 días, con lo que la cadena suministra una mayor variedad a sus clientes y puede vender exactamente lo que está pidiendo el mercado.

Podemos definir la innovación de negocio como la creación de nuevo valor para los clientes (y consecuentemente para la empresa) mediante el cambio en una o más de las dimensiones de un sistema de negocio existente o la creación de un sistema de negocio completamente nuevo.
Por lo tanto, la innovación en el sistema de negocio no tiene que ver con “cosas nuevas”, sino con nuevo valor. De hecho, lamentablemente a veces la innovación tecnológica o de producto no se traduce necesariamente en valor para el cliente y ahí suele estar el origen de su frecuente fracaso.
Para tratar de entender cuántas dimensiones tiene la innovación en sistemas de negocio M. Sawhney, R. Wolcott e I. Arroniz, de la Kellogg School of Management, llevaron a cabo un estudio a lo largo de varios años que les permitió identificar los 12 ejes de la innovación, y que formalizaron en una herramienta llamada Innovation Radar (ver “The 12 Different Ways for Companies to Innovate”). El Radar tiene cuatro ejes principales: lo que la empresa ofrece, a quién, cómo y dónde lo ofrece; y sirve a las compañías tanto para hacer benchmarking y compararse con las de su sector como para identificar nuevas oportunidades de innovación. Las 12 dimensiones del Radar, y el modo en que la empresa puede innovar en ellas, son (ver gráfico):
  • Oferta: creando nuevos productos o servicios que sean valorados por los clientes.
  • Plataforma: definiendo agrupaciones de componentes o tecnologías comunes que permitan un eficiente desarrollo de líneas y productos derivados.
  • Solución: creando combinaciones integradas y personalizadas de productos y servicios que resuelvan extremo a extremo los problemas de los clientes.
  • Cliente: descubriendo necesidades no cubiertas (o incluso inarticuladas) o identificando nuevos segmentos de clientes.
  • Experiencia del cliente: rediseñando las interacciones con el cliente en todos los puntos y momentos de contacto.
  • Captura de valor: descubriendo nuevos flujos de ingresos para la empresa o redefiniendo el modo en que es remunerada.
  • Proceso: rediseñando y reagrupando actividades para conseguir mayor eficiencia, calidad o rapidez.
  • Organización: redefiniendo el ámbito de las actividades de la empresa así como las funciones, responsabilidades e incentivos de sus unidades e individuos.
  • Cadena de suministro: rediseñando el flujo de bienes, servicios e información desde el aprovisionamiento hasta la entrega, para una mejor coordinación y colaboración.
  • Presencia: creando nuevos canales de distribución o redefiniendo los puntos en los que los clientes compran o usan productos y servicios.
  • Red: aprovechar la red de conexiones en la que se integra la oferta de la empresa para aportar más valor al cliente.
  • Marca: expandiendo la marca o apoyándose en ella para entrar en otros dominios.
Una de las conclusiones más interesantes del estudio es que las estrategias innovadoras de éxito tienden a enfocarse en unas pocas dimensiones de alto impacto del Radar, en lugar de intentar afectar a muchas de las dimensiones a la vez.
En el caso de algunas empresas que tienen entre manos nuevas tecnologías con potencial disruptivo o radicalmente innovador, un frecuente error es tratar de convertir esa tecnología en un producto para comercializarlo y explotarlo mediante un sistema de negocio convencional, cuando con frecuencia esos nuevos productos no encajan en los sistemas tradicionales y habría que diseñar nuevos sistemas que permitiesen capturar la oportunidad.

Fuente: Antonio Mataranz

domingo, 25 de marzo de 2012

Las empresas tienen que diferenciarse, innovar en comunicación y generar información propia

Mucho se está hablando sobre el marketing de contenido o Inbound. Y es que parece que hasta que no existe una palabra anglosajona que defina una hecho parece que éste no existe. Mucho habéis oído que el contenido es el rey, y así es. Google lo ha decidido para colocar en las primeras posiciones los contenidos más relevantes y originales.

Pero no es que Google impone, sino que la sociedad, la comunicación entre las personas está cambiando, así como la forma de consumir y sus las necesidades y la forma de buscar y encontrar información. Google, como empresa, sólo se ha adaptado.

No es nada nuevo afirmar que el consumo está en standby y que actualmente cuesta mucho invertir en algo nuevo. Hay mucha competencia y demasiados productos parecidos. Ya no los diferencia la calidad o el precio, sino la necesidad de identificación con la marca o producto en cuestión, la cercanía, transparencia y personalización de la misma. Crear confianza y dar resultados y soluciones. Pero ¿qué tiene que ver el marketing de contenido con la forma de comunicarse o las necesidades de consumo? Pues mucho.

Las personas deseamos información, comunicación, ya sea entre nosotras o con empresas. No queremos rodeos o ambigüedades, sino saber qué estamos comprando o en qué estamos invirtiendo nuestro dinero.

Sabemos que las marcas las formamos todos: empleados y consumidores. Cada individuo es un medio de comunicación, un medio por el que compartir y generar información y opinión: sobre política, productos, servicios,… y marcas. Ya no vale “Si encuentra algo mejor, cómprelo” porque seguramente lo habrá o será más barato, o por el contrario llene mejor las expectativas de autoestima o autorrealización de la persona que la consume.

Las empresas tienen que personalizarse, diferenciarse, que innovar en comunicación, que generar información propia, explicar su historia, sus productos, su personalidad, formar parte de ello, de la sociedad, como alguien que ofrece soluciones, no sólo productos. La frase actual sería: “Si encuentra a alguien que mejor cubra sus expectativas, cómprele a él”.

Ya no vamos a buscar un producto en concreto “de la marca tal”, sino información sobre una idea de compra o de servicio que tenemos en la cabeza. La empresa debe llegar a sus posibles consumidores dándoles una solución a su necesidad, para explicarles lo que haces, qué beneficios le reportarás, por qué eres una excelente opción. Es decir, la marca tiene que informar y comunicar, crear la necesidad y dar satisfacción si esta está ya creada. Y una necesidad que beneficie, bien económicamente o anímicamente.

Esta nueva forma de comunicarse (aunque más que nueva, como siempre hemos defendido, es la aplicación directa de la comunicación offline de toda la vida a Internet) de las marcas a través de contenido relevante se sustenta en tres pilares:

La Web: centro neurálgico de tu empresa. Es decir: la Web es tu empresa igual que el lugar físico en el que se encuentra, seas una fábrica, una tienda o un distribuidor. Si cuidas tu imagen corporativa física, igualmente tienes que cuidar tu imagen corporativa digital.

Además te debes dar a conocer de tal forma, lo que haces y cómo lo haces, como si las personas entraran a tu local, y el mismísimo Director General directamente le hiciese un tour por la empresa. Tu Web, hagas e-comerce o no, es tu negocio en Internet, tu empresa como unidad.

El Blog: es tu periódico, tu revista donde puedes darte a conocer mejor, no tu producto en sí, que también, sino aportar información y soluciones relacionados con el objeto de tu negocio y con las posibles necesidades de futuros consumidores. Tú eres la mejor opción porque eres quien mejor le soluciona sus dudas y necesidades. Eres experto en ese ramo y tienes que demostrarlo, aportando soluciones a problemas o llenando sus vacíos.

Las Redes Sociales: las redes sociales, además de poder comunicarte con tus clientes, otras empresas o profesionales de tu sector, son un excelente canal de comunicación para viralizar tu contenido, además de ser una fuente de conocimiento e innovación para tu negocio.

Las tres herramientas o canales son un tándem perfecto, donde se satisface la necesidad de información y conocimiento con la necesidad de consumo y beneficio. Además de dar a conocer tu empresa desde diferentes perspectivas, formando un todo, generando notoriedad de marca, trafico a tu tienda virtual (web) y confianza en nuestra empresa, por sus conocimientos y productos.

Todo ello, sin olvidarnos, desde una estrategia: dónde quieres ir, cómo, a quién y dónde quieres llegar. ¿Te apuntas a la nueva comunicación?

Fuente: PuroMarketing

Claves para realizar con éxito un concurso entre fans y usuarios de Facebook

No hay duda de que uno de los beneficios que podemos sacar del uso de las Redes Sociales es la derivación de tráfico hacia una página web determinada, cosa que podemos conseguir utilizando Twitter, creando un vídeo viral que dirija hacia nuestro sitio, o Pinterest, la más nueva de las Redes Sociales y que ha llegado para quedarse.

Si hacemos un buen uso de estas herramientas, lograremos nuestros objetivos, que, suele ser obtener más visitas. Para ello, podemos utilizar la red social dirigida por Mark Zuckerberg, Facebook, poderosa aliada de marketing.

En Facebook no solo podemos conversar y compartir archivos como fotos y vídeos, sino que además, podemos utilizar concursos y ofrecer premios llamativos para nuestra comunidad. Con un concurso podremos llegar a más usuarios en Facebook, y conseguir así también más “likes”, aunque, por otro lado, esto tiene una doble vertiente: solemos participar en promociones que nos interesan, incluso si tenemos que registrarnos en una web, pero al final de la promoción  se van y no vuelven.  Con un concurso podremos fidelizar a nuestros fans y conseguir nuevos, así como crear contenido viral.

Eso sí, si vamos a crear un concurso en Facebook debemos tener claro cuáles son las reglas y recomendaciones para ello, ya que, si incumplimos alguna de estas normas, la red social podría cerrar nuestra página web, además debemos crear unas bases legales del concurso y hacerlas visibles a todos los usuarios.

El premios siempre será el mejor incentivo para una masiva participación. Si pretendemos que los usuarios participen, debemos de ofrecer aquello que realmente pueda ser deseado. Suscripciones premium gratuitas a un servicio de pago, viajes o estancias de fin de semana, productos tecnológicos, etc...

¿Cómo hacer un concurso en Facebook?

Lo primero que debemos hacer es pensar y establecer cuál será el premio que recibirá el ganador del concurso y crear una imagen que sirva de reclamo.

Para ello, lo único que tenemos que hacer es entrar en Facebook, pinchar en la pestaña “editar página”, y una vez dentro, en la aplicación FMBL, donde introduciremos el nombre de la nueva pestaña y el código HTML. Luego, solo tendremos que guardar.

Si lo que queremos es invitar a hacerse fan para poder participar en el concurso, entonces, le daremos a “opciones”, dentro de esta a “configuración” y luego a “pestaña predeterminada para los usuarios que no son fans”.

Por otro lado, Facebook no permite realizar concursos en los muros de los usuarios, por lo que es necesario utilizar alguna aplicación de terceros, como Easypromos.

Debemos establecer dentro de las bases legales aspectos como el inicio y el fin de la convocatoria del concurso, limitar el concurso a un público específico, seleccionar la información que queramos recabar del usuario y definir qué tipo de concurso vamos a realizar: ya sea de imágenes, de videos o cualquier otro material.

The winner is....

Una vez el concurso ha finalizado, debemos contactar con el ganador, pero teniendo en cuenta que Facebook no permite dirigirse al usuario ganador ni por mensaje directo a través de Facebook ni publicándolo en nuestro muro, por lo que deberemos haber recabado información como el email de todos los participantes o el teléfono, o incluso su perfil de Twitter.

Podemos crear una acción viral con esta iniciativa si lo compartimos a través de Twitter usando un hashtag que lo identifique, además de poder seguir la aceptación del mismo.

Es una buena herramienta para lograr más “likes” y para demostrar a nuestra audiencia que seguimos ahí y que nos preocupamos por ellos.

Fuente: PuroMarketing

martes, 6 de marzo de 2012

Social media Marketing: 21 acciones y actitudes indispensables para toda estrategia

Las redes sociales  se han transformado en las plataformas desde las cuales conectamos, fidelizamos, evangelizamos, e incorporamos a nuestros procesos creativos, a nuestro público objetivo, ¿cómo elaboramos un plan en el Social Media eficiente?

Define el por qué Sí, todo el mundo está en las redes pero es necesario un por qué. Tener los objetivos bien definidos y las estrategias a implementar bien planificadas, es simplemente indispensable. ¡En las redes necesitas un mensaje!

Define tu plan. ¿Qué retornos esperas? Gran caballo de batalla el ROI, si bien es cierto que ahora con la llegada de las emociones como el elemento de “trueque” en el nuevo consumo, nos acercamos más a poder medirlo desde la influencia. Necesitamos un plan que busque el impacto con las emociones y para ello, necesitamos interactuar, obtener información, entregar conocimientos y aprender también, de nuestros seguidores. ¡Comienza tu etapa más social, el peso específico de la interacción social en la definición de un plan estratégico, es cada vez mayor!

Conócelos, ellos son quienes te interesan. No nos olvidemos que la elaboración de un plan de social media es lo que hacemos todos los que diariamente interactuamos como productores y consumidores simultáneamente bajo los preceptos establecidos por las “nuevas reglas protocolarias y de comportamiento” generadas por el establecimiento de un nuevo orden social en torno al comercio y el consumo. Conocer a nuestros clientes es la llave del éxito, ¡Céntrate en sus expectativas!

Ética, sin ella no hay plan de Social Media exitoso. Conviene tener presente que si bien en el social media se imponen los valores, la ética, los compromisos, como parte indispensable y previa al crecimiento de índole pecuniaria, es de sentido común que éstas variables no pueden obtenerse sólo con estrategias y planes. Ahí entra en escena la capacidad de esfuerzo y constancia que tenga nuestra marca. ¡Y conviene tenerla el social media no es para todos, sin ética ningún plan funcionará, y las consecuencias son nefastas!

Necesidades = Contenido. Esta combinación hace tiempo que dejó de ser una alternativa para las marcas. Invertir en contenido de alta calidad es hoy el primer paso para ganar visibilidad, acción social, influencia  y por lo tanto, posicionamiento y branding. Las necesidades de nuestro target son lo que nos mantienen activos en el social media, necesitas una estrategia de contenidos dinámica y en la que el autor sea capaz de situarse en el centro del corazón de cada cliente, sólo así el mensaje de la marca impactará de lleno en su objetivo.

Creatividad, si no per-se, planificada. Sí, siempre, hay que encontrar la gran idea. Tanto si la tenemos y decidimos lanzarnos con ella, como si aún no la hemos definido y la vamos construyendo gracias a la incorporación de nuestros seguidores en nuestros procesos creativos. Atrévete y escucha, “traduce” las palabras y opiniones de tus seguidores a emociones y… simplemente crea. No te olvides que las marcas se construyen gracias a los planes eficientes y en éstos hoy, el cliente es quien lleva la batuta.

Las emociones nos permiten medir el crecimiento, no lo desaproveches. Es más que evidente que la búsqueda del ROI más eficiente, ha sido siempre un gran desafío para las marcas. No, el social media no permite la obtención de cifras claras de beneficios porque no es su principal objetivo, en las redes se mide la emoción, la sensación, la confianza, la credibilidad, la verdad, la transparencia, la ética y también a quien carece de ella. Pero necesitamos medir éstas variables para analizar cual es nuestro desarrollo, avanzamos lentamente pero lo hacemos, ¡hay marcas que se quedan en el camino!

La formación, mucho más que un cliché abstracto. El modelo tradicional ha dejado de funcionar y debemos sobrevivir, es por ello que nos situamos en la posición de supervivencia y nos lanzamos a un nuevo modelo productivo que impone límites relativos al comportamiento, es así como funcionamos los seres humanos. La formación es tan importante porque en ella subyace la especialización, el conocimiento y por lo tanto, una mayor apretura y facilidad hacia el cambio. Más allá de los me gusta y re-tweets, lo que el social media nos impone es la capacidad de adaptación a las necesidades manifestadas por un entramado que cambia y se modifica de forma constante.

Contenidos de marca = los valores de una empresa. Sí, sabemos que todo suena idílico e inalcanzable, así es… sin embargo, es una realidad innegable que el contenido que inspira, educa, responde a una necesidad y motiva a una acción, es quien mueve los motores del marketing en el Social Media. El contenido audio-visual es cada vez más dominante y esto es así por su relación con las emociones. Contar con contenido viral, influyente y bien posicionado, es la mejor forma de demostrar la influencia de tu marca.

Blog, Head Officce de tu marca. El contenido necesita alojarse en algún lugar. Es desde ahí que evaluará todo lo relativo a tus visitas y es desde ahí desde donde se genera el “engagement”. Te recomiendo la lectura de las 7 claves para transformar nuestro blog en verdaderamente social. ¡Necesitas un Blog, es indispensable para elaborar un plan en el Social Media!

Si buscas influencia, tienes que estar ahí. Ya lo sabemos, el salto al Social Media comenzó a ser inevitable cuando tomamos conciencia de la transversalidad de Facebook, de la viralidad y penetración de Twitter, del crecimiento de Linkedin, Google + y ahora también, Pinterest, somos cada vez más sociales. Lograr relevancia y ser influyente es sólo posible si nos mantenemos accesibles, interactivos, visibles y creativos. Los ciclos “valle” han muerto en la nueva empresa, siempre dinámica, siempre exigente, siempre en movimiento.

Aprendizaje: trabajar en equipo. Pensemos en las comunidades en el social media, aquellos colectivos de personas que se unen en torno a tu marca, personal y de empresa, y con quienes compartes temas de interés, generalmente de ello surgen alianzas o nuevas ideas o simplemente lazos sociales profundos, ello define al social media, una visión de comunidad es indispensable para elaborar un plan de Social Media de éxito.

Competencia, siempre necesaria. ¿Qué sería de nosotros si además de pasar de un modelo productivo estático, repetitivo y sin eficiencia a uno exigente, dinámico y 100% sostenible y eficiente, tuviéramos que hacerlo sin una guía o un referente? Eso es la competencia, conocer qué les reporta éxito, saber quien es su público objetivo y qué los mantiene fidelizados… nos aporta información de gran relevancia para nuestras propias estrategias.

Suma de influencias, la nueva fórmula de los equipos sociales. Nuestras acciones se potencian por exposición. Sumar nuestra influencia a otra consolidada y gestionada bajo los preceptos de las normas sociales, nos sitúa directamente un paso por delante en nuestro crecimiento. La suma de influencias es lo que conforma hoy los equipos de trabajo de la nueva empresa.

Más influyentes= más líderes. Es una consecuencia causal, cuanto más influyente es nuestra marca, más determinante es para el conjunto del mercado o industria lo que deriva en marcas que son vistas y seguidas como nuevos líderes. El mercado mira hacia ellas buscando formación y conocimiento acerca de cómo se hacen bien las cosas. Atrévete a transmitir aquello en lo que cree tu marca, los resultados serán quienes te abran las puertas del crecimiento.

Planifica tu ubicuidad en la red... No nos olvidemos que el contenido no viaja, permanece siempre en el mismo lugar, en la misma URL, son las emociones de quienes lo comparten, dialogan en torno a el y generarán nuevos lazos a partir de una acción social, lo que nos sitúa ante un modelo productivo multicanal, multiplataforma y multinivel. Muévete en todos, aprovecha la ubicuidad que entrega la red, con las herramientas, con los recursos y con la ayuda de la suma de talentos, que es finalmente, indispensable en un plan de Social Media eficiente.

Céntrate en ellos no en ti. No, no nos confundamos, que tengamos que monitorear lo que se dice de nuestra marca a fin de identificar y prevenir una crisis, no significa que debamos focalizarnos sólo en nosotros. Muy por el contrario, todas nuestras acciones deben ir destinadas a responder y satisfacer a quienes las reciban. Céntrate en el cliente, asegúrate que tienes aquello que prometes y que es lo que el cliente busca y necesita.

Mide, estudia, analiza, evalúa, tómate tu tiempo. Aclaración de nuevo indispensable, debemos estar activos, conectados, visibles, interactivos y creando contenido de alto impacto que se distribuya por múltiples niveles y canales pero además, necesitamos pararnos; medir y analizar lo que deriva de nuestras acciones, ahí encontramos las respuestas sobre qué funciona y qué no, lo que nos permite adecuar nuestro plan de social media a la nueva realidad, la que impone el cliente.

Automatización, sólo algunas acciones. Si automatizamos nuestra presencia en los 4 gigantes del social media, estaremos mostrándonos como marcas carentes de recursos (equipo, mensaje, dinamismo, calidad) la falta de acción social no sólo nos cierra las puertas del conocimiento del cliente, sino que además, impide el crecimiento derivado de la viralidad. Automatizar algunos procesos, específicamente aquellos que no supongan un mensaje erróneo para el cliente, es muy eficiente. Pero… ¡debemos estar presentes y aprender a relacionarnos!

El poder del feedback, aún en pañales. Es poco frecuente que las marcas incluyan en sus planes de Social Media acciones que busquen la obtención específica del feedback. Con frecuencia, las marcas temen tanto a las crisis en las redes sociales que prefieren pecar por defecto y centrarse en la prestación de un servicio de atención al cliente perfecto, que mantenga tranquilos a los consumidores. Estos es un gran error, hay que atreverse con la acción social, permitir a nuestros seguidores que conozcan nuestras ideas y opinen sobre ellas, que enfrenten nuestros obstáculos y nos transmitan cómo los resolverían. ¡Así logramos una fuente inagotable de información que nos ayuda mantenernos innovadores en nuestros procesos creativos.

Cuidado con las pasiones. Sí, sí, sí, buscamos emociones pero positivas,  poner en marcha estrategias transgresoras o polémicas puede dar buen resultado, pero para ello, es necesario contar con un equipo fuertemente cohesionado y un Plan B perfectamente testeado y listo para entrar en acción ante cualquier atisbo de descontrol apasionado.

Estos 21 puntos constituyen las variables que conforman un plan de social media eficiente, como vemos, vamos elaborándolo sobre la marca y a medida que vamos construyendo nuestra marca, necesitamos abrirnos a la pluralidad de las opiniones e ideas, es clave para el crecimiento y necesitamos al consumidor, sin el, nuestra marca no tiene sentido y la cadena “producción, consumo, crecimiento” podría romperse.

Fuente: PuroMarketing

lunes, 30 de enero de 2012

El Marketing que aprende de la experiencia

Rafiki (El mandril sacerdote) golpea a Simba con su bastón, y éste, quejándose, le reclama por qué lo hizo. El mandril le responde de que eso no importa, que ya quedo en el pasado, que el pasado puede doler, pero, según lo veía, se puede tanto huir como aprender de ello. Cuando Rafiki amaga a volver a golpearlo, Simba esquiva el golpe. Había aprendido una valiosa lección de vida.

Afortunadamente para muchos, y lamentablemente para otros, la única forma de aprender el arte del Marketing es en base a las experiencias acumuladas. Los libros son una fuente inagotable de ideas, pero requieren necesariamente ser llevados a la práctica. Llegar a ser un experto en algo, implica horas y horas de estudio, dedicación y trabajo.

Ninguna persona, por mas especialista que sea, puede predecir el éxito o fracaso de una campaña, producto, o proyecto. Simplemente, basándose en su información almacenada por pasadas experiencias, puede hacer un planteo de escenarios posibles. Es eso, lo más valioso, lo que hace que la efectividad de las acciones sea lo más alta posible.

Mi propuesta es simple. Saquemos el jugo a nuestras experiencias, buenas y malas, dado que de ambas se aprende. Construyamos nuestra "base de conocimiento" para ser consultada más adelante por nosotros. Las cosas, no necesariamente repiten patrones similares en el futuro, pero tendremos una mayor probabilidad de éxito. Lo importante aquí, será trabajar con analogías, tomando en cuenta de que no existen dos situaciones iguales en el mundo, pero seguramente se parezcan.

Quizás Simba aprendió lo suficientemente rápido como para esquivar el bastón la segunda vez. Sabemos que mucha gente necesita más tiempo y golpes para adaptarse. De todas formas, no hay que desesperarse, ya que que el segundo golpe podría no ser tan fuerte, y aunque un poco duela, habremos aprendido lo suficiente para esquivar el tercero.

Por Sebastián Camiser
sebastian@ngmkt.com

martes, 17 de enero de 2012

7 Buenas prácticas para crear un anuncio online inteligente


Un nuevo estudio de MediaMind muestra cómo mejorar significativamente los resultados de un anuncio online e identifica las mejores prácticas para ayudar a los anunciantes a crear campañas de publicidad digital más eficaces.

MediaMind Technologies Inc., proveedor líder mundial de soluciones integradas de publicidad online, ha realizado un nuevo análisis, basándose en el rendimiento de más de 300.000 anuncios Rich Media con más de 100 mil millones de impresiones servidas en todo el mundo, de cuyas conclusiones se extraen siete consejos para ayudar a los anunciantes a crear campañas digitales más inteligentes y mejorar significativamente el alcance y resultados de sus anuncios online.

Es cierto que no existe una fórmula mágica y que el éxito depende, en gran medida, de la ejecución creativa de la campaña, pero hay algunas simples reglas que se extraen de este estudio que los anunciantes deberían tener en cuenta a la hora de crear anuncios más eficaces. Estas son:

1. Utiliza video. El video atrae a más usuarios y permite dedicar más tiempo al anuncio, por lo que aumenta la atención y el tiempo de exposición. En concreto, el estudio muestra que la publicidad que utiliza videos aumenta la atención hacia el anuncio una media de un 22%.

2. Haz que tu anuncio se inicie automáticamente. Si se utiliza un video en una campaña online, conviene que este se inicie automáticamente, en lugar de esperar que lo active el usuario. Un video iniciado automáticamente destaca más entre el contenido de la página y aumenta, por tanto, la visibilidad, atención e implicación del usuario.

3. Ajusta el anuncio al contenido de la página. Los anuncios posicionados junto a contenidos relevantes, en entornos como por ejemplo música, entretenimiento, finanzas, páginas iniciales, tecnología o secciones infantiles, logran mejores resultados que los anuncios situados en espacios más genéricos o en redes sociales.

4. Recurre a formatos enriquecidos y más visibles para la publicidad. En función de los objetivos de la campaña, es recomendable utilizar diferentes formatos. Si lo que queremos lograr es un mayor tiempo de exposición activa, es aconsejable el uso de formatos con los que el usuario interactúe y pueda experimentar, como el homepage takeover, banner expandible o amplificador de video. Si el objetivo es lograr un mayor impacto y elevar el ratio de impresiones, lo podemos conseguir con anuncios flotantes o superpuestos (overlays).

5. Realiza anuncios sincronizados. Se trata de los anuncios que ocupan dos posiciones diferentes y crean una experiencia unificada. Un método, sin duda, para desviar la atención del contenido del soporte y aumentar la visibilidad sin resultar intrusivo. Una de sus principales ventajas es que los dos banners pueden interactuar entre sí y, de esta manera, ocupan una mayor parte de la página para transmitir el mensaje. Por tanto, los anuncios sincronizados resultan más eficaces que el posicionamiento de dos anuncios regulares en la misma página.

6. Aprovecha la optimización creativa dinámica. La optimización creativa (Smart Versioning), permite a los anunciantes ofrecer una publicidad a la carta, lo que contribuye a una máxima eficacia de los anuncios. Se trata de un algoritmo de aprendizaje realimentado continuamente por las acciones de los usuarios al interactuar con la campaña. El algoritmo cambia la creatividad en función de las respuestas que recibe de los usuarios, pudiendo ofrecer a cada uno la mejor versión.

7. Añade Ad Exchange a las compras de espacio publicitario. La compra de espacios publicitarios en el mercado ‘Ad Exchange’ puede ser una excelente manera de aumentar el ROI y reducir los costes por conversión, ya que permite llevar a cabo campañas dirigidas solamente a unos usuarios concretos, en vez de difundir la publicidad por páginas tradicionales. 

Fuente: PuroMarketing